El tupí es comúnmente, la máquina más importante dentro de una carpintería o taller, ya que la mayoría de las piezas deben ser procesadas con dicha máquina. Es la máquina que funciona todo el día y todos los días, por lo que es realmente necesario que sea:
rápida puesta a punto: ya que todas las operaciones pasan por el tupí.
Segura: ya que es una máquina MUY riesgosa.
Precisa: luego de la puesta a punto, la máquina no se debe desregular....
Equipado y funcional para cualquier tipo de exigencia. Con una buena mesa de apoyo para piezas grandes (1200 x 730 mm.) y pontente motor (5 HP) con variador de velocidad, permite realizar el máximo desbaste, en una sola pasada y con una excelente terminación, evitanto tiempos excesivos en el lijado y respetando la forma original de cada fresa.
Versión con carro espigador Frontal:
El carro espigador frontal, permite tener sobre la misma máquina, una mesa óptima, con un apoyo adecuado y un deslizamiento suave que garantizan la presición y calidad del trabajo en contra molduras o grandes desbastes.
Guía de perfil de aluminio montada sobre una mesa de fundición, con tope y cinta métrica sobre la misma guía. Sujeta sobre un soporte que permite realizar inclinaciones.
El presor excéntrico asegura de firmeza de sujeción y evita cualquier riesgo.

Espiga con contra moldura en un tupí: comunmente, las espigas con contra moldura son realizadas sobre un máquina específica para ese destino que opera con 2 muñecos de solamente 2 cuchillas en las espigas y un pequeño eje vertical como tupí para la contra moldura.
Debido al gran desbaste que se tiene que realiza conlleva una contínua desregulación de la máquina y una mala terminación de las piezas y los encastres. Por lo que obliga a que todas las terminaciones deban ser a mano.

Al trabajar con un eje vertical de mayor diámetro y con un motor de mayor fuerza, un tupí evita esas desregulaciones en la máquina y garantiza una calidad de acabado contínua.
Las regulaciones son mucho más fáciles y es una puesta a punto sencilla.
La seguridad es un detalle a tener muy en cuenta ya que la sobre carga de trabajo efectuada aumenta las posibilidades de riesgo.
La versión TL del tupí SCM, es una máquina con prolongación de mesa tanto para perfilar (a lo largo de la madera) como para realizar espigas con contra molduras. El deslizamiento de la mesa es mediante rodamientos lineales sobre una barra templada y recitficada lo cual asegura precisión y estabilidad durante el trabajo. Un Brazo sujeta piezas excéntrico presiona la madera y como guía posee un perfil de aluminio con 4 topes. Una topa de aspiración con regulación viene provista con la misma versión.